La fiesta de cumpleaños debe ser un momento inolvidable tanto para el niño como para los invitados al evento. Por ello, optar por la temática adecuada para decorar la fiesta, es fundamental en el éxito de la misma. No obstante, los motivos de decoración infantil son tantos, que suele complicarse la elección.

Una buena propuesta, la constituyen las fiestas temáticas. En estos casos, se selecciona un motivo cualquiera y con él se lleva a cabo la decoración de toda la fiesta. Puede derivarse de una caricatura infantil de moda, una actividad que al niño le guste hacer o cualquier otro tipo.

Lo que se sugiere, ante la posibilidad de una decoración temática, es seleccionar el tema, conjuntamente con el agasajado. Desde ya, la ornamentación deberá contemplar la totalidad del evento: tarjetas de invitación, decoración del salón, suvenires, etc.

Otra opción, la constituyen las fiestas interactivas. En estos casos, se proponen actividades en las cuales la participación tanto del cumpleañero como de los invitados es fundamental. Los talleres de pintura, música, son temáticas ideales.

Una vez elegido el taller a llevar adelante, la decoración de la fiesta, deberá realizarse en función a este. Por ejemplo, si se elige el taller de plástica, se seleccionará como ornamentación el atelier de pintor. De esta manera, se pueden enlazar la fiesta, con el esparcimiento propuesto. La decoración de la fiesta de cumpleaños, es el principal motivador para los niños que al lugar concurren. Por ello, poner énfasis en la temática, es fundamental.

Fuente: en plenitud

También te puede interesar:  Funcionalidad en el cuarto del bebé