Decorar dormitorios es una tarea divertida y muy amplia en cuanto a las posibilidades que podemos aprovechar para convertirlo en una estancia acogedora pero también muy original. Hoy vamos a pensar en un dormitorio que lejos de aprovechar un cabecero en los estilos que ya conocemos y nos parecen demasiado cotidianos, aprovecha un coqueto y enorme espejo que le da amplitud a la estancia y también la hace ver muy elegante.

De esta forma, podemos decorar el dormitorio eligiendo como cabecero un espejo de gran tamaño, de aspecto clásico para que le de una imagen elegante y refinada a la habitación. Un espejo colorido o de formas extravagantes estaría muy cerca de vulgarizar el ambiente, así que hay que elegir un espejo como el que vemos en la imagen siguiente, que tiene todo lo que se requiere para una decoración atractiva y funcional.

decoración de dormitorio

Hay detalles rústicos y clásicos también en esta decoración de dormitorio. El dosel de la cama con amplios cortinajes es un detalle romántico que gusta a todos, el mismo aspecto se repite por el uso de ropa de cama muy elaborada. Mientras que el detalle rústico se nota en el cofre al pie de la cama y la mesilla de noche con colores degradados.

El color de la pared  y techos, contribuyen también al estilo de decoración que se quiere lograr. La estancia tiene apenas muebles, recurriendo a lo básico y dejando de lado, lo innecesario o excesivo, así que es fácil imitar el estilo, porque el mayor detalle como hemos dicho antes, está en el uso de un enorme espejo en forma de cabecero.

También te puede interesar:  El glamour de una boutique en tu closet

El espejo de aspecto muy básico y sencillo, responde a la necesidad de darle un toque especial a la estancia pero sin resultar caro ni complicado. Lo que se dice un detalle que hace mucho por la decoración.

Imagen: Pinterest