Si tu obsesión es el deporte, ¿por qué no atender a este estilo?, puedes decorar tu habitación con tu hobby favorito y si te apetece, incluso toda la casa.

Si tu afición son varios deportes, puedes decorar cada pared con uno distinto, esto no queda mal, al contrario, le da carácter conjunto.

Una idea muy buena, es enfocar imágenes con un proyector y dibujarlas en la pared a mano, repasándolas con un lápiz y pintándolas después a tu gusto. De esto dependerá la amplitud que tengas para dibujar, y por supuesto tu buena mano para ello. Puedes dibujar, desde un logo a una pared entera con una cancha o campo de fútbol, ¡qué pasada! ¿No?

Para temas de beisbol, los banderines son un detalle muy bonito y original. Si lo que prefieres el golf, la decoración podría basarse en el green, con cielo azul y nubes blancas, un ambiente de un bonito día de golf.

Para hacer todo esto, hay gran variedad de herramientas en el mercado que nos ayudarían a pintar, todo es cuestión de paciencia y buena mano.

Si pasamos a los detalles, las lámparas, pueden ser la simulación de pelotas básquet, fútbol…), al igual que los sofás de una plaza  o las alfombras.

En los cuadros pueden aparecer tus deportistas preferidos, tus cracks, los cuales te harán sentirte como un verdadero fan.

Como punto de decoración en la pared, puedes crear una cenefa con motivos deportivos, natación, tenis, hockey… deportes que pueden complementarse al tuyo, en el caso que no sea ninguno de esto.

También te puede interesar:  Hacer un cabecero con un biombo