Son muchas las ideas y opciones que puedes poner en práctica para conseguir un efecto elegante y sofisticado en la decoración de interiores. Sin duda, se puede conseguir un toque chic y a la última con muebles de diseño y de las marcas más reconocidas y prestigiosas. Pero sin necesidad de realizar grandes inversiones, también es posible conseguir un resultado elegante y con un toque distinguido.

Una de las claves puede estar en una acertada elección de los colores a combinar, y en este sentido, el resultado de unir el dorado con el color negro es realmente interesante.

El color negro por sí solo puede acabar siendo un tanto oscuro y algo agobiante para decorar, pero al combinarlo con el dorado, que le aporta un punto de luminosidad, el resultado es muy diferente. Por otro lado, hay que destacar el hecho de que el color dorado es elegante y tiene estilo, dando a cualquier decoración un toque diferente.

Las opciones son muchas, pero una de las que mejor puede funcionar es la de combinar una pared, toda pintada en color negro, con un espejo de grandes dimensiones en dorado. Para completar el conjunto, lo mejor es combinar el espejo con una cómoda, también en color negro, y colocar encima algún detalle en dorado.

Esta idea puede funcionar a la perfección en una de las paredes del salón, por ejemplo, pero también puede ser perfecta para una entrada, dando un primer golpe sofisticado y con mucho estilo a la casa. Está claro que se trata de una idea perfecta para los que buscan un estilo con un toque chic, apostando por una decoración diferente, pero sin renunciar al estilo y a las tendencias.

También te puede interesar:  Decoración con estilo escandinavo

Eso sí, esto es solo una idea, pero se pueden hacer una gran cantidad de propuestas que pueden ser una opción realmente estupenda para decorar.

Foto de Apartment Therapy