En la actualidad está de moda alquilar un piso de tipo loft para vivir, en especial las personas jóvenes, tanto solteros como con pareja. Esto se debe a varias razones,  ya que su estética suele estar asociada a la gente moderna y cool y porque al ser construcciones industriales en desuso el precio de alquiler suele ser menor.

Los loft tienen origen en la ciudad de Nueva York, cuando en los años 1950, almacenes y fábricas abandonadas se convertían en la vivienda de jóvenes, estudiantes y artistas, que reconstruían los lugares convirtiéndolos en un hogar moderno y chic, con cierta tendencia minimalista en su estética.

 

Fuente: brit.co
Fuente: brit.co

Un loft de estética industrial suele estar compuesto por un espacio abierto, con pocas divisiones, en el que las estancias de la casa se encuentran conectadas en un mismo ambiente o separadas visualmente por  algunos elementos como pueden ser biombos, estanterías o paneles japoneses. Por ello, no es de extrañar que incluso el dormitorio se encuentre integrado en el mismo ambiente, como el que vemos en la imagen superior.

En la decoración de un dormitorio de inspiración industrial se deben de sacar mucho partido a los elementos que están a la vista, como la pared revestida de ladrillos. Hay paredes que traen consigo letras y frases pintadas de la antigua fábrica, pero si no es así podéis pintar frases motivadoras que llenen de optimismo el lugar.

Estos ambientes de estilo industrial conviven en perfecto equilibrio y armonía diferentes elementos de diversos materiales, ya sea hierros, madera, ladrillos, chapa; y por ello una combinación de texturas, estampados y colores tampoco va nada mal. Si quieres dar un poco de alegría y vitalidad al dormitorio, incluye una colcha o edredón de motivos florales, de colores vivos.

También te puede interesar:  Decoración con plantas en la pared

 

Si eres de las personas con un gran carácter y personalidad, modernas, que les gusta marcar tendencia ¡este es tu estilo!