Todos hemos escuchado hablar sobre la filosofía zen, ésta es una escuela del budismo mahāyāna. Zen significa meditación,  es una búsqueda de la experiencia de la sabiduría más allá de lo racional. Es una forma de vida que se ha extendido por el mundo. El zen se ha adentrado también en el mundo de la decoración y por ello encontraremos decoración de dormitorios zen, inspirados en la milenaria práctica de la meditación y la calma.

decoración_dormitorios_zen

El Zen entonces es fuente de inspiración para decorar un dormitorio con las tonalidades de color que transmitan positivismo y relax, porque el dormitorio es nuestro recinto de calma y descanso. En esta decoración Zen, lo que se busca es el orden total. La habitación luce siempre ordenada y el mobiliario se limita a lo básico,  aprovechando materiales como la madera que transmiten naturalidad.

Los colores se concentran en tonalidades pastel y luminosas del blanco, el celeste o el verde, entre otros. Puesto que la decoración de dormitorios zen, también promueve una habitación muy iluminada donde la luz natural sea siempre suficiente y la luz artificial mínima pero funcional. Hay que recurrir también a las plantas, las plantas interiores que requieren poco cuidado, son ideales para poner el toque de máxima naturalidad dentro de este tipo de decoración.

La ropa de cama también se complementa con los colores de las paredes y la claridad y orden que la decoración Zen representa. Desde el blanco puro hasta el negro pasando por toda la paleta de colores, se puede lograr una decoración zen acogedora y atractiva. Aprovecha estas ideas inspiradoras y ve renovando el dormitorio a un aspecto más ordenado, claro y confortable. Además claro esto se puede recrear tanto en el dormitorio principal como en el resto de los dormitorios del hogar, incluso en el de los niños.

También te puede interesar:  Estampado salvaje en tu casa: animal print