Hoy es el Día de San Patricio, una celebración que tiene lugar en muchos países anglosajones. En este día todo se llena de color verde, con tréboles y gorros de leprechauns irlandeses. Y en lugares en los que hay una gran población procedente de estos países se suelen celebrar fiestas. También es común hacer pequeñas celebraciones en casa con estudiantes de Erasmus. Así que, ¿por qué no unirse a la fiesta con la decoración adecuada?

Ya te hemos dado algunas claves: el color verde y los tréboles son los motivos fundamentales. Así que con un poco de imaginación no tienes por qué gastar mucho dinero en decoración. Algunas guirnaldas y cartulinas recortadas pueden ayudarte a comenzar.

Cuando comiences a preparar la decoración ten en cuenta un detalle: el shamrock o trébol que se utiliza en esta fiesta tiene tres hojas. Aunque el de la buena suerte tiene cuatro, el símbolo oficial de Irlanda sólo cuenta con tres, aunque igualmente tiene connotaciones mágicas en la mitología céltica.

Si quieres meterte del todo en la fiesta, tíñelo todo de verde: la vajilla, los manteles… puedes comprar algunos de papel, para usar y tirar, o algunos de plástico verde. Así podrás reutilizarlo año a año. Las velas también pueden ser un buen elemento decorativo en esta fiesta, dando así un tono aún más divertido.

El último detalle para que todo sea perfecto es la cerveza, una bebida esencial que no puede faltar en ninguna mesa. Pero ojo: que sea verde. No nos referimos al envase, sino al líquido. Tal vez tengas que buscarla en alguna tienda especializada, pero te aseguramos que causará furor entre tus invitados.

También te puede interesar:  Un reloj perfecto para los más científicos

¿Ya lo tienes todo preparado? ¡Feliz Día de San Patricio!