Estilo decorativo industrial, me apetece mucho hablar de este estilo decorativo, que es uno de mis favoritos.

Y  me he ido nada más y nada menos que a Australia, donde la firma de decoración interior Desing Award  presenta un diseño industrial realizado por la firma Hare+Klein en un antiguo edificio que sirvió de fábrica y que ha sido abandonada ya hace tiempo.

El estilo industrial elegido para este viejo edificio se corresponden con el concepto de espacio abierto, tan de actualidad en el mundo anglosajón.

El concepto de espacio abierto consiste en no disponer de separaciones entre espacios nada más que las justas. Por ejemplo la privacidad del baño y tal vez los dormitorios.

Lo más habitual es incluir en el mismo espacio el recibidor, la cocina, el comedor y el salón o el cuarto de estar .

Que dicho sea de paso, no creo que tuviera mucho éxito en nuestro país, que nos gusta tanto diferenciar espacios con tabiques y puertas que nunca o pocas veces llegan a cerrarse.

Los elementos básicos empleados en la remodelación de esta fábrica han sido el cemento, la madera y el acero.

Todos ellos abundantes y característicos de este estilo decorativo.

Os recordaré en que se basa el estilo industrial.

Se inició cuando los jóvenes aprovecharon los abandonados edificios, de antiguas fábricas, para hacer en ellos sus casas aprovechando los elementos que allí se encontraban.

Mesas de recortar telas, sillas de oficina, taquillas metálicas, las grandes lámparas que colgaban de los altos techos, etc.

Con todos estos elementos más los que ofrecía el propio espacio, como los grandes ventanales, las columnas metálicas, el ladrillo visto, el cemento, los conductos eléctricos al aire y las escaleras metálicas crearon un nuevo estilo decorativo, el estilo industrial.

También te puede interesar:  Guardas, Cuadros y Demás en Azulejos

Si te has fijado en cada una de las imágenes que he ido insertando, habrás encontrado cada uno de estos elementos.

 

Un estilo industrial más acogedor que los primeros espacios que crearon aquellos jóvenes que aprovecharon lo que tenían dada la escasa economía de la que disponían.