Son muchas las personas que tienen en un piso su lugar de trabajo, ya sea en su propia casa o en un piso que cumple solo las funciones de lugar de trabajo. Incluso puede que sea un piso alquilado y compartido entre varios profesionales. Lo cierto es que hay muchas ideas diferentes que pueden funcionar de maravilla a la hora de decorar el espacio de trabajo.

Si en tu caso, dispones de una habitación completa para oficina, esta idea puede ser una buen buena opción. La habitación se divide en dos partes fundamentales, por un lado la parte de trabajo, con el ordenador y los materiales necesarios para el trabajo y por otro, una zona con una mesa grande que puede ser perfecta para reuniones con clientes, para trabajar con grandes materiales…

Las dos zonas quedan claramente divididas, ya que el banco de trabajo se queda en la pared mientras que la mesa se coloca en una posición más central de la estancia.

Por cierto, me encanta la idea de poner un corcho delante de la mesa de trabajo, porque es de lo más práctico para colgar notas, ideas pendientes, trabajos que quedan por hacer…

Lo cierto es que la mesa de trabajo, alargada, de lado a lado de la habitación, es muy práctica para poder trabajar más de una persona o para distribuir zonas de trabajo.

La verdad es que la idea para distribuir la habitación es muy original. Otra de las cosas que me ha encantado de la decoración de la habitación es la combinación de colores, con el blanco y negro convertidos en los protagonistas. Son colores discretos, pero que quedan muy elegantes y son ideales para una decoración sencilla y muy moderna y actual. Es ideal para una zona de trabajo, puesto que no distraen la atención y el resultado es muy trendy.

También te puede interesar:  Productos de Ikea a mitad de precio para celebrar el Knut

Vía| Apartment Therapy