Una habitación pequeña en verde

Uno de los problemas a los que nos enfrentamos en muchas ocasiones en el mundo de la decoración de interiores es la falta de espacio. Lo cierto es que las casas en las que hay poco espacio, o en las que las habitaciones son muy reducidas, es importante actuar de manera inteligente a la hora de decorar.

Y es que colocar demasiados muebles, o elegir colores demasiado oscuros, puede contribuir todavía más a aumentar la sensación de que el espacio es reducido. En este sentido, me ha parecido muy interesante esta idea para aprovechar al máximo el espacio en esta habitación que puedes ver en la fotografía.

La verdad es que la idea es muy interesante, y puede quedar realmente bien en la habitación de un niño o un adolescente. Para poder colocar un escritorio, lo mejor es optar por algo estrecho y pegado a la pared, colocando la cama estilo litera, para poder aprovechar la parte que queda debajo como armario, para guardar la ropa.

La zona que queda debajo de la ventana se puede utilizar para colocar un banco corrido o un sofá, que también puede tener una zona debajo, tipo cajón, para colocar más ropa, juguetes (en el caso de los niños), libros, mantas y ropa de cama…

Otra de las ideas que más me ha gustado y que me ha parecido muy interesante en la decoración de esta habitación tiene que ver con el color. Muchas veces pensamos que una habitación pequeña tiene que ir pintada en color blanco, pero no es así. Aquí podemos ver que el color verde flúor, que no sea oscuro, puede ser todo un acierto para decorar la habitación. Para aligerar un poco más la sensación, se puede pintar solo una de las paredes en verde, dejando las demás en blanco y combinando con los muebles en estos dos tonos.

También te puede interesar:  Los sí y los no de un cuarto de bebé

Foto de Apartment Therapy