Llevamos ya muchos días dándote un montón de ideas muy originales para la decoración de Halloween, que ahora sí, ya está a la vuelta de la esquina. Pero si has tenido miles de cosas que hacer y se te ha echado el tiempo encima y ya no hay manera de que te dé tiempo a preparar ninguna de las ideas que te habíamos propuesto, no te preocupes.

Hemos encontrado una propuesta “último minuto”, para que no te quedes sin darle ese puntito Halllowen a tu casa. Lo único que vas a necesitar son cartulinas en color negro y blanco, para crear en la puerta exterior de tu casa una decoración rápida, divertida y además, a muy buen precio.

Se trata de que conviertas la puerta en un Frankenstein, colocando un flequillo, una boca y una cicatriz en negro, unos ojos en blanco, unos dientes y… ¡Listo! Además, puedes dejar volar tu imaginación todo lo que quieras y ponerle el toque terrorífico con una araña de papel, con unos cuantos murciélagos o con lo que se te ocurra.

La verdad es que es una alternativa muy fácil de hacer, puesto que como ves, no hay que ser un gran experto en dibujo para crear este Frankenstein y que te saldrá a muy buen precio, ya que solamente necesitas cartulinas y goma para pegarlas a la puerta. Además, si tienes niños en casa, seguro que les encanta la idea de hacer una decoración de Halloween tan divertida en la que pueden echarte una mano sin problemas.

También te puede interesar:  Cómo amortiguar los portazos

Por cierto, aunque aquí la propuesta es para el exterior de casa, también puedes hacer esta decoración en la puerta de una de las habitaciones de casa.

Foto de Mel designs