El exotismo de países lejanos puede estar en nuestra casa gracias a la decoración. Los toques hindúes se ponen de moda, sobre todo en habitaciones destinadas al descanso. La meditación, la reflexión y el ambiente misterioso pueden dar un toque muy elegante a tu casa.

Un error muy frecuente cuando se quiere adoptar este tipo de decoración es recargar en exceso la casa o la habitación con los elementos que compramos. Ten en cuenta que es un estilo muy espiritual representado con colores vivos, con lo que pasarse decorando puede ser un poco contraproducente. Puedes pedir consejo en tiendas de decoración o en comunidades que practiquen el hinduismo.

Puedes comenzar escogiendo telas y cojines multicolor, combinándolos con colchas de hilos dorados. Puedes encontrar estos elementos en mercadillos de artesanía, que se han especializado en esta decoración. Si no sabes por dónde empezar, el dormitorio es un lugar ideal para iniciarte en este estilo. Además, es un lugar idoneo para descansar y si además añades inciensos, velitas y quemadores de aceite, conseguirás el toque perfecto. ¡No querrás salir de la habitación en todo el día!

Los colores típicos de esta decoración son la gama de tonos cálidos y tierras, como amarillo, naranja, marrones, dorados… También colores fuertes que imitan a las piedras preciosas como el fucsia, turquesa o verde esmeralda.

Otros elementos que se utilizan mucho en estos casos son jarrones con las imágenes de dioses hindúes o incluso figuras que representan a las divinidades. Si te decides a poner alguna, es bueno colocarla en la entrada de la casa, como señal de bienvenida a tus invitados.

También te puede interesar:  Ashtray, incensiario y cenicero 2 en 1

Para dar el último toque, utiliza biombos calados de madera para separar espacios dentro de la habitación. El cuero, tanto en lámparas como en puff, también son elementos fundamentales en esta decoración.