decoración-infantil

A la hora de proceder a elegir colores para decorar el cuarto del bebé, seguro que ya nos vemos pensando en colores alegres y vibrantes. Esto no es del todo malo, pero un color de excesivo brillo resultado todo menos que relajante para un dormitorio en el que nuestro querido bebé descansará. No es que debamos elegir colores faltos de atractivo, pero puedes elegir muchas tonalidades de pastel para combinar y hacer una decoración muy atractiva.

Decoración infantil que sea acogedora, alegre pero sin ser demasiado sobrecargada. Esto implica no excederse en los colores de las paredes ni en los de  los detalles decorativos que aunque atractivos pueden resultar demasiado llamativos, hay que elegir motivos decorativos tiernos, como el bebé. Ya sabes temas tanto para cuadros como para juguetes, de paisajes tiernos y  muñecos  de peluche.

No hace falta excederse en el color, ni tan triste que no parezca el cuarto de un bebé, como tampoco tan colorido que sea parecido a una sala de juegos escolar. Los mejores colores son las tonalidades pastel que sirven bien para decoración infantil siempre, entre ellos  el rosa, el celeste tierno, el lila, el verde pastel y otros que son bellos pero no resultan de grandes brillos.

Los colores elegidos para la decoración del cuarto del bebé, deben combinar o contrastar con el cortinaje y por ello debes elegir suaves tonos de estampados que combinen con el color de las paredes, tanto mejor si son  estampados con colores iguales a los de la pared para que esa mezcla favorezca el entorno.

Hay que elegir colores de calidad, el resultar ahorrando no resulta al final un ahorro sino una pérdida de dinero, además piensa bien en los colores porque no hay marcha atrás. Piensa en las bonitas combinaciones de colores que puedes lograr, y ya sabes elige pintura fácil de aplicar, fácil de retirar como fácil de mantener.

También te puede interesar:  Decorar paredes de color rojo