El estilo kitsch va a volver. Lo estoy viendo. Porque Alaska y Mario lo han puesto de moda al abrirnos las puertas de su casa y después de dos temporadas viendo esos muebles y esa decoración tan… rosa, no me extrañaría que volviésemos a ver este estilo en lo más alto de la decoración. Pero, ¿en qué consiste exactamente el kitsch?

Se relaciona con la cultura urbana y de clase media y se caracteriza por una gran ostentación con tonos estridentes y todo tipo de elementos de decoración al mogollón. Los estampados se mezclan con los colores intensos y las figuritas decorativas. Mientras más contrastes y más abarrotado, más kitsch será.

Además en los últimos tiempos se han unido otros detalles: lo mismo ves una reproducción de la Gioconda que una figurita de Mazinger Z sobre la tele al lado de la gitanilla. Y una cosa que le gusta mucho a los amantes de este estilo: el estampado tipo animal print. Muy bizarro todo, como puedes ver.

Los colores también son básicos. La gama de los rosas, rojos y violetas son los fundamentales, aunque también pueden verse algunos verdes intensos o azules. Y los materiales nunca son lo que parecen: se tiende a imitar algunos más caros como el mármol o el bronce con materiales de bajo coste.

La verdad sea dicha, yo no soy muy defensora de esta tendencia. Tendría que decir que me echa un poco para atrás, soy más minimalista aunque al final tienda un poco al desorden. Aunque tengo que reconocer que una decoración de interiores al estilo de los dos artistas no está nada mal. Un kitsch con moderación puede quedar bastante bien.

También te puede interesar:  Inspiración natural