Decoración navideña según el Feng Shui

Probablemente muchos de nosotros utilicemos algunas técnicas del Feng Shui para buscar la armonía de nuestra casa a partir de la decoración y la disposición de los muebles y habitaciones, pero además de todo esto, también podemos aplicar el feng sui en la decoración navideña, y así intensificar sus efectos con la energía positiva que circula durante las fechas navideñas.

Armonía de los elementos

Lo principal en la decoración del árbol de navidad es buscar el equilibrio de los elementos. El árbol en sí mismo representa al elemento madera, y los infaltables objetos decorativos rojos representan al elemento fuego, mientras que los objetos dorados simbolizan al elemento metal; pero para lograr una completa armonía entre estos elementos, es adecuado integrar al árbol navideño alguna decoración de tonos azules (elemento agua), o amarillo, del elemento tierra.

Colores navideños en el Feng Shui

Tradicionalmente el rojo ha sido de los colores más utilizados en Navidad, y, coincidentemente, también resulta de los más favorables dentro del Feng Shui, para el cual representa la energía yang, y simboliza la buena suerte, especialmente si se lo usa en combinación con el dorado para la decoración de la puerta, caso en el cual estaría atrayendo mucha prosperidad para la casa.

El color verde, por su parte, representa la salud, la riqueza, prosperidad y armonía, estimulando el crecimiento, y exaltando las propiedades del color rojo, por lo que perfectamente puede utilizarse en combinación con éste.

También te puede interesar:  Manualidades navideñas con fieltro esferas

Mientras que el color amarillo estimula el relacionamiento entre las personas, un detalle a tener en cuenta para la mesa navideña; y el color azul es bueno para generar una ambiente de tranquilidad y reflexión.

Luces navideñas

Este clásico adorno de la Navidad resulta muy beneficioso para el Feng Shui, estimulando la energía yang, concentrando en sí las características del elemento tierra y del elemento fuego, que en conjunto simbolizan la buena suerte, y constituyen un llamador para que el chi positivo penetre en el hogar.

Colocación del árbol de Navidad

Para muchos es costumbre decorar su árbol el 8 de diciembre, pero lo cierto es que, para el Feng Shui, existen días más indicados para esta actividad, como lo son el 1º, 6, 16 y 17 de diciembre.

El árbol navideño debe emplazarse en el Este o SurEste de la habitación principal, y es conveniente que sea un árbol grande y con abundante follaje.

Y como último detalle para aplicar el Feng Shui a la decoración navideña, es colocar una corona navideña en la puerta confeccionada con ramas de pino natural, y adornada con cascabeles y campanas, con adornos en tonos rojos y dorados, para purificar la energía que ingresa al hogar.