Si queremos dar un toque oriental a nuestro hogar, tampoco hace falta cambiar toda la decoración, con añadir unos toques podemos cambiar el estilo y hacer que parezca un ambiente mágico, lleno de energía, cálido y confortable. Esto es la magia del Sol Naciente.

La decoración minimalista es originaria de China. Los espacios son limpio y la decoración acorde a ellos, esto crea sensación de paz y descanso visual.

El lienzo rojo, da carácter de calidez, fogosidad, pasional… que en pequeñas proporciones, da un toque de armonía. El “rojo chino” da chispa a la vida. En las habitaciones eleva la pasión, en las zonas más concurrentes da sensación de prosperidad y abundancia, sin embargo en las cocinas, esta exaltación es un poco peligrosa, al igual que en el baño, pues rojo con agua lo apaga.

La planta del bambú es utilizada en jarrones de cristal y ubicadas en zonas que dan sensación de abundancia y buena energía, si son de forma circular, hará que la energía circule en torno a esa zona.

La gualda es de la familia del bambú y también se utiliza en ambientes cálidos para tener una energía acorde a ese ambiente.

El agua, es básica en esta decoración, un elemento que debe encontrarse tanto dentro como fuera, pues es un activador de energía, por ello, en los sitios sociales, suelen existir fuentes de todos los tamaños para que este fin.

Las plantas y las flores naturales, son esenciales en la vida oriental. Las plantas sanas y bien cuidadas son signo de buenas vibraciones, todo lo contrario es una seca y dañada que da sensación de muerte.

También te puede interesar:  La alfombra que cambió tú ambiente

Fuente: import manía