Palés, también para la pared

Ya son muchas las ocasiones en las que hemos hablado de la gran cantidad de posibilidades que existen a la hora de crear cosas originales y diferentes reciclando, utilizando materiales que habitualmente suelen acabar en la basura o en el trastero para hacer detalles únicos y diferentes.

La verdad es que entre las muchas posibilidades que existen, los palés son uno de los materiales estrella, puesto que brindan una gran cantidad de opciones de lo más interesantes y variadas a la hora de dar forma a nuevos muebles, detalles e ideas decorativas.

En esta ocasión, he descubierto una nueva manera de utilizarlos, como parte de la decoración mural en una estancia o en un local comercial. La idea es la siguiente: conseguir varios palés y después, colocarlos en la pared, como si fueran cuadros, creando una forma original y moderna, con un estilo muy contemporáneo.

Se puede dejar así con un resultado original y diferente, o también se pueden colocar otros detalles decorativos encima de los palés, como si estos fuera el fondo de un cuadro muy novedoso y sorprendente. Claro, que otra de las posibilidades, que también puede ser una idea muy interesante, es pintar los palés en un color que encaje con el estilo de la decoración, o incluso en un plateado envejecido, para dejarlos sin nada encima, como una especie de cuadro contemporáneo.

Eso sí, en la pared la idea ocupa bastante espacio, por lo que es perfecta para un local o para una estancia en la que haya mucho espacio. Lo ideal es dejar esa pared sin casi nada más, para que los palés se conviertan en los auténticos protagonistas de un detalle realmente interesante y muy original.

También te puede interesar:  Una mesa - chimenea

¿Qué te ha parecido la idea? Desde luego, lo que no se puede negar es que es realmente original y muy llamativa.

Vía| Apartment Therapy