Decoración Punk

Hay decoraciones que se identifican con colores determinados, por ejemplo, el gótico con el negro, pero en el estilo punk, cada color representa a una determinada persona. El rosa y el negro, pueden ser los más escogidos con acabados de madera desgastada, sin terminar, aunque si preferimos glamour, las paredes pueden cubrirse con papel tipo tapiz.

Los suelos pueden consistir en tablones de madera inacabados de colores como el fucsia, en moqueta con gráficos o varias alfombras superpuestas con cojines en el suelo.

Los muebles están inspirados en el rock de los años 80. Las camas, tienen el cabezal de hierro forjado adornado y pintado de blanco. La cómoda ha de tener sentido de madera maltratada y cubierta con terciopelo.

En cuanto a los accesorios, las lámparas incandescentes serían una buena opción, pintada de cal, dando un toque ácido al ambiente. Como adornos de pared, las tapas de disco, resultan muy ingenuas, enmarcadas con marcos de metal o madera de color rojo, colocados estos en forma de racimo.

Un homenaje al skate, podría ser teniéndolo como detalle en algún estante o colgado en la pared.

Para dar un mayor ambiente punk, los fragmentos de espejos por las paredes son ideales, estos dan un toque oscuro. Los detalles de gárgolas y cráneos enmarcados, dan el toque tétrico e inquietante tan característico de este estilo.

En resumen, este arte decorativo, es revolucionario, transmite lo que esta moda refleja, la seguridad de sí mismo, teniendo bien claras las ideas por las que se decantan y mostrando su personalidad crítica y bien marcada.

 

También te puede interesar:  Decoración industrial