Decoración reciclando cestos de plástico

A veces las típicas cestas de fruta y verdura pueden dar mucho juego.  Utilizando varias cajas de diferentes tamaños y colores se pueden hacer muchísimas cosas. Como muebles funcionales en una habitación infantil, en un garaje o en una casa de campo pueden ser útiles. La gran variedad de colores, tamaños y formas de estos cestos pueden dar mucho juego para crear diferentes composiciones.

Aunque, todo hay que decirlo, la silla no parece muy cómoda, no deja de ser un planteamiento original. Con un tapizado como en el del ejemplo siguiente seguro que ganaría mucho. Esto cuatro taburetes tienen la misma forma y tamaño, pero el cambio de color y los dibujos de la propia caja hace que cada uno tengo su propia personalidad.

Pero para asiento cómodo el siguiente. Está un poco más elaborado, ya que se necesitan varias cajas para hacer el armazón. Además, el proceso de acolchado y tapizado es más complejo, pero el resultado es genial.

Y para rematar, ¿por qué no una lámpara reciclando cestos de diferentes colores?

Fotos: SOCIALisBETTER

También te puede interesar:  Un palacio inusual