Los niños siempre se decantan hacia los animalillos y ¿qué mejor opción que esta para decorar su habitación?, les encantará.

Simplemente, nada más entrar en la habitación, nos encontramos con la puerta, en la cual, se puede colocar algún motivo, por ejemplo, una jirafa o cualquier otro animal con las letras de su nombre.

Detrás de las puertas son muy útiles los colgadores, también se pueden hacer en esta ocasión con diferentes animalillos para colgar en ellos, la ropita de cada día.

Los portafotos de los estantes, son una buena idea para ser la temática del adorno, leones, cocodrilos… cualquiera vale para estar al lado de su foto o la de sus papás.

Los espacios de juego, son los que más se brindan para la decoración. Hemos de tener en cuenta que cuando decoramos una habitación con esta clase de temática, sólo será adecuada hasta cierta edad, pues conforme van creciendo, los niños se van alejando de la edad infantil y preferirán otros temas en la decoración.

En el rincón de juegos, mesas, sillas, alfombras… necesitan un colorido propio para darle a la imaginación de sus actividades. Los animales de la selva son los que estarán presentes, pues es su tema favorito en esta ocasión. Juega con muchos colores para los aspectos decorativos.

Hay mamás que prefieren ellas mismas darle color a muchos accesorios como pueden ser las pequeñas perchas o estantes que tan funcionales son. Estas se encuentran en las tiendas de ebanistería en materiales de madera natural y darle el color y dibujos que más se deseen.

También te puede interesar:  Decorar pared con árbol genealógico

Fuente: solo dormitorios