Dentro de nada llega el otoño, y con el cambio de temporada llegan otros cambios consigo, un cambio de rutina por la vuelta al trabajo, volver a cuidar la línea después de los kg cogidos en el verano..¡y también un cambio en la decoración del hogar!

Nuestra decoración adaptada al verano ya no es la ideal, por lo que habrá que dar pequeños retoques en la decoración de nuestra casa. En el verano solían ser comunes los colores vibrantes y llamativos como son por ejemplo el amarillo y naranja, que llenaban de vitalidad los espacios.

En otoño también es preciso llenar de energía los ambientes de la casa, pero son más acertados otros colores que combinen con esta maravillosa estación, y una de las mejores opciones es una decoración única en turquesa y marrón para el otoño.

 

Fuente: pinterest.com
Fuente: pinterest.com

El color turquesa combinado con el marrón potencia la calidez de los espacios, y hace los rincones de la casa más acogedores. En general, el color marrón y los tonos tierra son típicos de los muebles que tenemos en nuestra casa, por lo que nos ayudará a conseguir el total look que deseamos.

El color marrón se asocia a la naturaleza, y dota a los espacios de un poder cromático especial.  El turquesa simboliza el agua y da un aire fresco a los ambientes, aportando luminosidad.

Podéis agregar pequeños toques de color blanco, que ayudarán a mejorar el equilibrio cromático en la decoración. Agrega complementos y elementos decorativos de color turquesa y marrón. Lo ideal es dar pequeñas pinceladas de estos colores, diversificados en diferentes tonalidades, desde las más claras hasta las más oscuras.

También te puede interesar:  Ideas para decorar una habitación adolescente

Si además en la decoración apostáis por un mestizaje estético uniendo tradición y vanguardia, incorporando elementos contemporáneos con un mobiliario antiguo, ¡acertaréis seguro!

¿Qué opináis vosotros?