Podemos decorar por poco dinero siempre que tengamos imaginación.

Era muy jovencita y mi amor y yo ocupamos el piso  de arriba, abuhardillado, de un duplex . No teníamos ni un duro ( para los que no lo sepan son 5 pesetas), así que me apañé con lo que allí había y una mesa con unas sillas de enea que una amiga me había regalado, tratando de darle un  poco de estilo y de estética. El espacio era totalmente diáfano, sin tabiques.

Distribuí los muebles creando tres espacios; dormitorio, comedor y salón,bueno, mejor cuarto de estar. Y procuré que todo guardara armonía.

Los tonos tierra, eran los predominantes, y al mismo tiempo los neutros. Como colores de contraste tenía el verde y el azul en los textiles. La mesa y una estantería las pinté de blanco. Las sillas, de enea, las deje naturales a juego con la alfombra de fibras. Y allí pasamos el primer año de dulce amor.

¡Qué buenos recuerdos me trae ver las fotos!.

Esto te demuestra que no es necesario grandes costes para crear un espacio agradable y ecléctico.

¿Tu tienes una historia parecida?

Para opendeco.es, Muri. Un beso

También te puede interesar:  Una idea que me gusta para una cocina