Telas escocesas, me encantan las telas escocesas y los objetos que se decoran con ellas quedan como decía una amiga, ¡chupi lerendi!.

              

 

Valen para todo, mobiliario, paredes, lámparas, ropa de cama, papel pintado, objetos decorativos, velas, menaje de hogar, manteles, etc.

                   

 

            

Y no creáis que todas son la típica y conocida roja y blanca, la variedad es tal que puedes quedarte pasmado.

             

 

              

Este estampado a cuadros recibe el nombre de tartán. Nació para diferenciar a los distintos clanes escoceses, que se distinguían por el tipo de cuadros de sus kilt o faldas escocesas. Permite muchas variantes en cuanto al cuadro y a la combinación de colores, donde no suele faltar el verde o el rojo.

Aunque es un motivo muy antiguo siempre estarán de moda las telas escocesas.

 

También te puede interesar:  Decoración con azul índigo: relajante y veraniega