Todos los años en agosto, el barrio de Gracia de Barcelona decora sus calles con bellos objetos realizados con elementos recuperados de la basura.

Es todo un arte con resultados sobresalientes que podréis apreciar en las fotografías.

Botellas, cápsulas de café, vasos de plástico, plásticos o cualquier cosa con la que poder trabajar.

La basura en estos casos, sí que se convierte en arte.

Fuente: elmundodelrecilaje.

Mury, un beso

También te puede interesar:  Puffs y sillones luminiscentes