En el aspecto decorativo de una habitación juvenil, te recomendamos los vinilos, adhesivos o posters que reflejen la personalidad y gustos del adolescente que allí descansa.

No olvidemos que en esta edad, los gustos de los padres ya no cuentan, a partir de ahora, es su zona íntima y personal, en este lugar de la casa, el joven descansa, estudia y además se divierte.

Los padres, pueden aconsejar, pero no imponer. Un consejo es recomendarle que no sature las paredes con demasiada decoración, pues dan lugar a un espacio mucho más reducido de lo que pudiera ser. Un detalle ideal para ir cambiando la decoración, es un corcho, en el cual, podrá colocar notas, fotos, recuerdos… todo aquello que supone un cambio constante, típico de estas edades.

Los vinilos, suponen un bajo coste decorativo, pues puedes colocarlos tú mismo.

Si la habitación está compartida con varios hermanos, hemos de evitar conflictos. Las literas o camarotes, dan a estas habitaciones un lugar  muy juvenil. Estanterías, escaleras, cajoneras… son elementos que a ellos les encanta, por su forma un poco desorganizada que en realidad no lo es.

Si, como ya hemos dicho, la habitación es compartida, intenta que sea el lugar más espacioso de la casa, aun así, no se puede evitar discusiones y molestias entre ellos, pero acondicionarán su espacio para lograr más independencia y mejor convivencia.

A pesar de que los adolescentes siguen sus propios gustos, los consejos en las tendencias no han de esta a un lado, ya que los estilistas buscan la comodidad y la decoración contando con el estilo y la forma de que cualquier joven pueda desear.

También te puede interesar:  Decorado con telas escocesas

Fuente: facilísimo