Hojeando la Elle Deco y navegando en Internet, comencé a soñar despierta. Siempre que imagino una casa de ensueño imagino un loft, sin paredes, sin barreras, sin límites ni muros que bloquen mi imaginación. Me imagino acomodando librerías sin fondo para dividir el salón del comedor, biombos para mi oficina y una cortina hippie para mi recámara.

Soñar no cuesta nada, ¿cierto? Me gustaría saber cuáles son sus sueños también. ¿Una casa con un gran jardín? ¿Un pent house en una zona hermosa de Madrid? ¿Vivir en la parte de arriba de un museo en Barcelona? O como yo, un loft en la Condesa en la Ciudad de México.

Imagino una pared de ladrillos en su color original, las tuberías del agua pasando por un techo altísimo y una decoración ecléctica llena de detalles mexicanos y modernos con muchos cuadros, accesorios retro y un comedor color pastel.

Mientras sueño y ahorro, puedo suspirar viendo estas fotografías.

espacio_abierto_mode_large_qualite_es

 

interior_loft_baja

 

guia_deco1

 

msituation-serveuse

También te puede interesar:  Decorar con cestas el pasillo