Cómo decorar una casa prefabricada de hormigón

Seguro que has oído hablar de las casas prefabricadas. Es decir, casas que solo hay que instalar en el terreno que quieras habitar y listo. Las hay de muchos materiales, pero sin duda, las más populares sobre todo aquí en España, por nuestra manera de construir, son las de hormigón. Estas, cuentan con las mismas prestaciones que las casas de toda la vida, con la ventaja de que el tiempo a la hora de entrar a vivir en ellas es mucho más reducido, ya que te ahorras muchos pasos. Si estás interesado en una de estas edificaciones y no sabes dónde acudir, te recomiendo The Concrete Home, una empresa de casas prefabricadas hormigón totalmente seria y profesional que utiliza materiales 100% de calidad y que cuida al máximo el detalle.

Estas empresas miman mucho la estética de las fachadas de sus casas prefabricadas, pero el hecho de que luzcan bien por dentro es cosa nuestra. Es por eso que en este artículo vamos a ver unos cuantos truquitos a la hora de decorar este tipo de viviendas tan peculiares.

Prioriza las ventanas

Si quieres conseguir una gran sensación de espacio, deberías apostar por las ventanas. Sobre todo si tu casa prefabricada es de dimensiones reducidas o es una minicasa. Es imprescindible en las zonas donde tengas pensado pasar más tiempo, como por ejemplo, en el salón o en la cocina. Y no ya solo por espacio, de este modo aprovecharás la luz natural y ahorrarás en la factura de la luz.

También te puede interesar:  Decorar paredes con una lluvia de mariposas

Exprime el tamaño de tus paredes al máximo para instalar ventanas que permitan dejar pasar la luz de sol, y que te garanticen unas buenas vistas a tus zonas exteriores (si es que las tuvieses).

Huye de los tonos fuertes

El color en la decoración de interiores es un factor súper importante. Influye en muchos aspectos como por ejemplo en la sensación de amplitud, e incluso en nuestro estado de ánimo. Si quieres acertar con los colores a la hora de pintar este tipo de viviendas, escoge tonos neutros como el blanco, el beige o el gris claro. Es decir, si tus dotes con la decoración son nulas, opta por esta gama de colores y siempre se verá bien. Además, como en el punto anterior, este paleta ayuda a generar esa sensación de espacio y de paz.

Puedes probar otras variaciones de color e incluso texturas en zonas más especiales, como la pared de detrás del sofá del salón, e incluso detrás del cabecero de la cama.

El exterior es importante

El exterior de este tipo de viviendas es más bonito si está ajardinado. No lo digo yo, seguramente lo has comprobado en esas revistas de decoración en la que aparecen casas con exteriores de césped bien cuidado y flores. Y es que cuidar el exterior de nuestro hogar ayudará a hacerlo mucho más confortable, nos proporcionará otra zona a disfrutar sobre todo en verano y lo más importante, lo revaloriza.

Instala jardineras con flores, pon césped (si no puedes natural, opta por el artificial) e incluso planta un árbol que proporcione sombra y cobijo.

Ojo con el mobiliario

El minimalismo está muy de moda. Por eso, ten mucho cuidado de no sobrecargar tu hogar con muebles que, lo mismo ni utilizas, ni te hacen falta. Escoge el mobiliario con cabeza haciendo especial hincapié en que sean funcionales. Procura que no sean muy grandes y colócalos de manera que queden armoniosos, y no tengas que retirarlos para pasar por ciertas zonas de la casa.

También te puede interesar:  Cuadros de flores secas.