decorar_con_alfombras

A todo mundo gusta el aspecto que a un ambiente, imprime una bonita alfombra. Aunque no sean en algunos lugares tan prácticas, decorar con alfombras es una forma de aprovechar un ornamento que tiene también de ayudar al aspecto del salón o el dormitorio. Y cuando te decides a decorar con una alfombra la estancia debes tener en cuenta algunos aspectos importantes, y aprovechar algunos trucos para decorar que se logran grandes beneficios de usar alfombras.

Ante todo, la seguridad, todas las alfombras pueden ser un peligro para todos sino están bien colocadas, hay que elegir alfombras que se adhieren mejor al suelo y que las mismas deben estar de alguna manera soportadas por un mueble en una zona de las mismas. Esto es de vital importancia, por cuanto si se deslizan fácilmente, pueden provocar caídas y daños a los habitantes del hogar, y claro también lucirán poco atractivas si se mueven de lugar. Decorar con alfombras, también obliga a elegir las que sean fáciles de limpiar, y de buena calidad para que duren más.

Esto es relevante porque una alfombra de mala calidad se verá poco atractiva en corto tiempo y si no se puede limpiar fácilmente, ya te verás con una decoración falta de atractivo por una alfombra que no luce nada bien con polvo. Decorar con alfombras tiene sus trucos, así que toma en cuenta que si cuentas con espacio pequeño, la alfombra puede ayudar a hacerlo ver más amplio, eligiendo una de colores claros o estampados llamativos, la atención en la alfombra desvía la del resto de decoración.

También te puede interesar:  Reinventa el uso del corcho, muros en colores metálicos

Si tienes un ambiente demasiado estrecho puedes hacerlo ver más amplio si usas una alfombra más larga que ancha, y si es un ambiente demasiado grande pero con pocos ornamentos y se ve “vacío” una alfombra en  forma cuadrada “recorta” el excesivo espacio.