El arte de decorar con cuadros el hogar

decorar-salon-con-cuadros

Cuando se trata de accesorios los cuadros aportan algo de tu personalidad y estilo a tu hogar. Un objeto cotidiano que en sus orígenes no era más que una sencilla tela en la pared, pero gracias a su gran variedad de diseños, sus grandes formatos, la gama de técnicas utilizadas y la variedad de colores, consigue transmitir todo tipo de emociones.

Aunque, tengamos en cuenta que en decoración no hay reglas, es siempre una cuestión de gusto personal. Cada persona elige lo que mejor se adapta a su personalidad y hace florecer cada rincón de su casa. Las obras de arte son uno de los grandes recursos decorativos para la personalización del hogar.

Así que, aquí tienes las ventajas de decorar tu casa con cuadros y algunas técnicas para colocarlos y cuál es el mejor estilo para ti.

Beneficios de decorar tu casa con cuadros

El arte de decorar con cuadros el hogar 1

Los cuadros son una parte esencial de cualquier decoración de casa, ya que tienen múltiples beneficios:

Personalizar tu espacio: los cuadros son una forma de personalizar una habitación. Puedes utilizarlos para reflejar tu personalidad, realzar la decoración de la habitación, despertar recuerdos de viajes o momentos especiales, o transmitir emociones.

Crear una atmósfera:  pueden ayudar a crear una atmósfera cálida, acogedora y armoniosa en el salón, a separar distintos ambientes o a definir un estilo.

Añadir sofisticación: Abstractos, modernistas, clásicos, simétricos o minimalistas, los cuadros existen en muchos estilos y cada uno de ellos añade un toque de sofisticación a la habitación.

Versatilidad: son los accesorios decorativos más versátiles, ya que pueden utilizarse en cualquier espacio, desde la habitación más pequeña a la más grande. También es el tipo de decoración mural que más se adapta a los cambios, ya que es fácil de sustituir sin necesidad de modificar la decoración.

Cómo colocarlos

El arte de decorar con cuadros el hogar 2

La ubicación exacta para colocar los cuadros dependerá del tamaño y el estilo de la habitación, del tamaño de los cuadros y de su estilo. En general, los cuadros no deben colocarse en una habitación donde puedan quedar ocultos u oscurecidos por otros elementos, y deben estar a una altura adecuada para que el espectador pueda apreciarlos.

Algunas de las formas más comunes de colocarlos en casa son:

Grupos: si quieres crear una decoración llamativa y original, una opción es colocar varios de distintos tamaños y estilos diferentes en la misma pared, haciendo una combinación visualmente intensa, ya sea de forma simétrica o caótica.

Pieza solitaria: por otra parte, si prefieres una decoración minimalista, puedes elegir una sola pieza o toda una pared de cuadros para que sea la atracción principal de la habitación.

Sobre el mobiliario: en el salón o en cualquier otra habitación con muebles, es interesante colgar cuadros sobre los muebles. Los cojines grandes proporcionan una separación entre las paredes, haciendo que el lugar parezca más íntimo y acogedor. Es ideal para realzar las paredes desnudas y causar un gran impacto visual. Por ejemplo, en la sala de estar los cuadros son ideales para decorar la pared que se encuentra detrás del sofá.

Decorara con cuadros la pared de detrás del sofá es una gran opción.

En la pared de la escalera: una buena idea es colocarlos a lo largo de la pared de la escalera. Puedes exhibirlos en pequeños grupos y colgar varias obras de arte o fotografías, en ese caso se llama pared de galería. Es una gran idea puedes combinar los estilos o colocar varios dentro de los mismos tonos o temáticas.

¿Cuál es el estilo de cuadros que mejor se adapta a mis necesidades?

El arte de decorar con cuadros el hogar 3

Los cuadros se pueden encontrar en una amplia gama de estilos, desde los más clásicos, como el Renacentista o el Barroco, hasta los más vanguardistas y abstractos de última hora. Cada estilo de decoración combinará con ciertos tipos de cuadros, por lo que es importante elegir los que mejor se adapten a la decoración de la casa.

A veces también es importante tener en cuenta lo que expresa , ya que puede ayudar a crear una gran atmósfera en una habitación. Por ejemplo, los cálidos, alegres y vibrantes funcionan bien en un comedor, mientras que los serenos o neutros son perfectos para un salón.

Palabras finales…


Los cuadros son una parte esencial de la decoración de una casa, al ser un objeto cotidiano que transmite todo tipo de emociones gracias a su gran variedad de estilos, grandes formatos, gama de técnicas utilizadas y variedad de colores.

También, ayudan a personalizar la habitación, añaden sofisticación, crean una atmósfera cálida y acogedora, y son muy versátiles. Al colocarlos en casa, es importante evitar ocultarlos y tener en cuenta el tamaño y el estilo de la habitación, el tamaño , la ubicación y el estilo.

En cuanto a cuál es el mejor estilo de cuadros, dependerá del estilo de la habitación, de los cuadros y de lo que quieras expresar con ellos. Así que, si quieres darle a tu casa un toque especial, no dudes en utilizar cuadros. Son un elemento esencial para una decoración armoniosa y con estilo.

Fotos: Freepik y Unsplash.

Scroll al inicio