Decorar con cuadros es una de las maneras más conocidas de decorar las paredes de tu cocina, lo mismo que otras estancias de la casa. Gracias a esta manera bonita y simple de darle un estilo diferente sentirás que la cocina se vuelve mucho más bonita y confortable. Además, seamos sinceros, es una excelente alternativa para esconder los defectos de la construcción y los problemas de pintura.

Un cuadro bien elegido robará la miradas de los invitados, por eso será necesario elegirlo con mucho cuidado. Piensa que no se puede elegir el mismo cuadro para la decoración de una cocina que para un dormitorio.

Decorar con cuadros
Fuente: Siti Marca

Las pinturas tienen que trasmitir una emoción y un sentimiento diferente, es fundamental colocarlo en un espacio correcto. Elegir el cuadro que decorará tu cocina no es algo muy difícil pero deberás prestar atención a su diseño para encontrar el motivo ideal para la estancia.

Uno de los puntos más importantes es elegir el diseño apropiado, ya que colgarlo en la pared no demorará más que algunos segundos. En el momento de la elección se deberán evaluar los colores, que combinen con los demás colores que se encuentren en la decoración general.

También deberás evaluar el mobiliario, los elementos textiles y los objetos que lo rodean. Es necesario mantener los límites del estilo, por ejemplo, no es aconsejable colocar un cuadro antiguo en una cocina con estilo moderno.

En cuanto al motivo del cuadro podemos aconsejarte elegir alguno que trasmita alegría. Normalmente en la cocina veremos cuadros con figuras de frutas, alimentos y utensillos, pero podrás ampliar la imaginación y colocar otros diseños de cuadros que más te gusten.

También te puede interesar:  Ideas de decoración

Recuerda que periódicamente deberás limpiar estas pinturas para que no se vean estropeadas por el polvo y la grasitud. La limpieza deberá realizarse con mucho cuidado para no estropear tu cuadro.