A todos nos gusta tener cerca a nuestros seres queridos, si no puede ser en persona, al menos en alguna fotografía al alcance de la vista. Solemos colgar imágenes de nuestros familiares y amigos en las paredes o colocarlas en marcos por diferentes estancias de la casa.

untitled.bmp

Desde OpenDeco queremos plantear una serie de ideas para poder decorar con fotografías de una forma original, y a partir de estas sugerencias podéis introducir pequeñas variaciones para jugar con vuestra propia creatividad. La primera idea que os planteamos es tomar una pared desnuda (siempre en caso de que la pared esté pintada de un único color y sin cenefa ni papel de pared) y llenar parte de ella, o entera en función del tamaño, con fotografías en marcos del mismo estilo (por ejemplo, marcos sencillos, rectangulares negros). Para que la pared no quede recargada, podemos optar por colocar imágenes en blanco y negro o sepia, o bien respetar la semejanza de los marcos, pues colocar marcos de diferentes formas y colores puede quedar excesivamente cargado.

untitled2.bmp

Otra posibilidad es comprar un gran marco panorámico (por ejemplo de 1 metro o 1’50 de largo), y llenarlo de fotografías en la zona central, dejando un espacio amplio en los bordes para no sobrecargar el marco. Si las fotografías tienen tamaños similares, esto ayudará a que ninguna resalte demasiado por encima de las demás, creando un aspecto más conjunto y armonioso. Nosotros os hemos dado dos ideas básicas, sobre las que vosotros podéis jugar con las posibilidades de vuestra casa y vuestra propia creatividad.

También te puede interesar:  Decorar un dormitorio estilo urbano