Decorar con globos es una opción que da muchas ideas y variantes para decorar cualquier espacio.

Se pueden hacer centros de mesa, murales, carteles… todo depende de la imaginación.

Las diferentes formas y colores de los globos hacen del ambiente un lugar muy especial.

Podemos formar un arco gigante para colocarlo en la entrada de alguna fiesta.

Las diversas formas de globos (estirados, grandes, pequeños) nos permiten dar forma a cualquier detalle como centros de mesa simulando flores, letras, macetas, etc.

Los globos también pueden servir de complementos a otros detalles, como un cartel, muñecos… al igual que formar esos mismos detalles, pero con los mismos globos. Un gran muñeco formado por globos hace las delicias de los más pequeños, los dejará boquiabiertos. Todo depende del ambiente en que se recree la decoración, si es la fiesta de un colegio, puede formarse un profe, si es un cumpleaños, un payaso, si es una fiesta de bebés, una cigüeña…gatitos, perritos, osos… todo un sinfín de animalitos.

En las fiestas de trabajo, también pueden estar presentes los globos. Colocados alrededor de la puerta de entrada, dan un ambiente de fiesta sin necesidad de recargar.

El arte de la globoflexia te puede echar una mano, si eres un poco manitas, siguiendo unos cuantos trucos, puedes hacer maravillas para ampliar tu decoración en cualquier momento.

Con este arte puedes crear cualquier cosa inimaginable, desde espadas, perritos, flores, caras… complementos y complementos que podemos observar muchas veces a cualquier animador de las fiestas de los niños.

Fuente: espacio hogar

 

 

También te puede interesar:  Tiendas de campaña con mucho estilo