Una de las cosas que más me gusta del mundo de la decoración es que admite gran cantidad de posibilidades. Prácticamente todo, colocado de la manera adecuada y con buen gusto, puede convertirse en un objeto decorativo. Por ejemplo, las joyas.

Lo cierto es que esta tendencia es una alternativa estupenda para darle salida a esas joyas que tienes por casa y que no sabes muy bien dónde colocar. Pero es que además, decorar con joyas tiene una ventaja: le da un aire sofisticado y muy chic a cualquier estancia en la que las coloques.

Uno de los espacios en los que más me gusta cómo quedan es en el dormitorio: encima de la cómoda, de una mesita… También en el baño puedes dejar alguna que otra joya para que tenga un aire más sofisticado.

¿Nos cuentas tu propuesta?

Vía| Renest

También te puede interesar:  Consejos para decorar una habitación sin ventanas