Una muy bonita opción es decorar las habitaciones con plantas, según su forma o tipo pueden formar parte de determinados lugares y todo el hogar acepta este elemento fresco y natural.

Realmente, las plantas se dividen en interior y exterior. Las de interior son las tropicales, por su adaptación a cualquier temperatura y los cuidados básicos.

En el recibidor es donde más corrientes de aire se dan lugar y menos iluminación hay, es conveniente las plantas de gran resistencia.

El salón requiere elegancia, alegría y comodidad. Aquí aplicaremos plantas de gran tamaño y dependiendo del ambiente que deseemos lograr jugaremos con los colores, el rosa trasmite templanza, el rojo y amarillo movimiento y alegría, el blanco luminosidad.

En los pasillos y escaleras colocaremos plantas altas y de hojas grandes, ya que también tiende a haber corrientes de aire, en las escaleras pueden colocarse en los descansillos o colgadas en la pared.

En los baños contamos con las ventanas son muy pequeñas o no existen, la humedad es muy alta y la luminosidad es nula. Los helechos son muy adecuados para esta aclimatación.

La cocina es un sitio muy delicado para las plantas debido a los humos, la alta temperatura, la humedad, la corriente de la campana extractora. Hay quien planta hierbas para aprovecharlas a la hora de cocinar como el perejil.

En los dormitorios, el lugar de la casa que suele ser el más tranquilo, debemos buscar plantas que nos transmitan tranquilidad, serenidad y bienestar.

A la hora de elegir las plantas ya es cuestión y gusto personal nuestro elegirlas con o sin flor, al igual que los maceteros y su situación, pues en el salón podemos perfectamente utilizar la planta como centro de mesa.

También te puede interesar:  El dormitorio ideal para preadolescentes, esa etapa tan difícil

Fuente: info jardín