Siempre nos resulta espectacular la visita de un palacio cuando vemos sus enormes salas con las paredes repletas de tapices. Casi siempre volvemos a casa con la idea de añadir algún tapiz a una de nuestras paredes de una sala, o ¿por qué no? Llenar una de ellas de tapices multicolores. Pero los tapices también han evolucionado, y no sólo las representaciones, sino los materiales, muchos de ellos sintéticos y que dependiendo de su composición, se degradan o por el contrario, pueden permanecer incorruptos durante largos años. Cuidado con esos baratos, que resultan muy vistosos pero que en poco tiempo se decoloran y deforman, teniendo que tirarlos al poco tiempo. Pero si queremos decorar de forma provisional y por poco tiempo, también nos sirven como artículo de “usar y tirar”. Para salas con estilo tradicional, los motivos florales, paisajes, caza, incluso tu propia ciudad. Eso sí, la decoración de la sala debe acompañar, con muebles clásicos de madera noble, una gran mesa y todo dispuesto de manera lujosa.

 Si lo que buscamos es exotismo y llamar un poco la atención, tenemos los más famosos del mundo: los tapices de Azerbaiyán, Herencia de Cultura Inmaterial por la UNESCO,  declarada en el 2010, son los tapices que desde hace miles de años los europeos importamos por su belleza y confección extraordinaria. Con estas piezas nos vendría bien una decoración más oriental: mesitas bajas, sofás anchos con cojines, y si incluimos alguna otomana, ya sería el colmo del refinamiento. También hay tapices de fabricación nacional de este estilo y de muy buena calidad, si no queremos gastar demasiado en los importados.

También te puede interesar:  Decoración de paredes de LEGO para habitaciones infantiles

Si queremos que una sala o dormitorio infantil nos resulte más entretenida y acogedora, quizás es donde más variedad de estilos y colores podemos encontrar. Además son tapices que se pueden “retocar” a menudo, añadiendo piezas o cambiando otras. En cualquier área de decoración en los grandes almacenes encontraremos gran número de ideas, y si nos sentimos “manitas” hasta podemos intentar fabricar nuestros propios tapices para los niños.

 Por último, tenemos el de últimas tendencias. Estos tapices más llamativos, requieren de una decoración más informal, pero ojo, “aparentemente informal”, porque en realidad deberemos ser diseñadores en nuestra propia casa y que la sala decorada con estos tapices no “estropee” la vista en vez de mejorarla. Si ponemos un tapiz de rayos ultravioleta, muy espacial por ejemplo, deberemos colocar muebles de aluminio y cristal, ya que una mesa de madera, no encaja en ese estilo.

 

Toni Ferrando.