Decorar con tumbonas

Las tumbonas son un detalle que le da a nuestro hogar todo un toque de comodidad y relax, sus variados modelos, pueden hacer delicias de decoración.

Cuando el sol nos sorprende con sus rayitos de luz, apetece tumbarse a darse una siestecita y recoger el calcio que a nuestros huesos aporta.

Todo será más ideal, si nuestra casa tiene una terraza o con algún lugar al exterior, en este caso, una tumbona es esencial, además de codiciada si no hay suficientes para todos.

La decoración del lugar en el que van a colocarse, ha de esta acorde con ellas, para así aportar el toque ideal.

Hay al estilo moisés, donde descansaremos como un verdadero bebé gigante.

También las hay a estilo familiar, para descansar abrigaditos y con una almohada bien grande.

Las ergonómicas, se adaptan a cualquier postura y terraza, las hay en cualquier color, estas son más cómodas, debido a su material, a las piscinas y zonas húmedas.

Las de dosel y cortinas, son para los más románticos, como de una película se tratara.

También las hay térmicas, para si el verano se nos acaba poder disfrutar en el espacio cerrado.

Los materiales a elegir, depende de los usos a dar, para la mayor resistencia. El aluminio es muy resistente, pero muy frío. La tela junto a la cuerda, forman una combinación muy original y son muy resistentes, pero si las tenemos mucho tiempo al exterior, se deterioran en seguida, al igual, pasa con la fibra sintética, el sol y los agentes exteriores, la deterioran con el tiempo.

 

También te puede interesar:  Decorar una pared como pizarra