decorar con vinilos

Atrás quedaron los tiempos en los que el gotelé cubría las paredes de todas las casas, ese gotelé grueso y antiestético con el que rozarse era sinónimo de herida. Ahora las paredes también se decoran, cobran vida y no sólo sirven de soporte de cuadros, en su mayoría de Ikea.

Una nueva moda comenzó hace pocos años y está evolucionando en originalidad y diseño. Se trata del vinilo que cada vez más alegra las paredes de los hogares. El vinilo es un adhesivo de entre cuyas propiedades destacan su gran adherencia. El único requisito para su colocación es que la superficie sobre la que se coloca sea lisa, da igual si esta es cristal, pared, madera o metal. Y con la ventaja de que si te aburres del diseño, puedes retirar el vinilo con facilidad.

Mientras que antes la oferta era escasa y cara, ahora cada vez son más las empresas que ofrecen vinilo decorativo a precios muy competitivos. Páginas como la de Groupon lanzán ofertas de diseños en este material, surgen empresas online que te envían los vinilos a casa y cada vez son más los decoradores y profesionales del interiorismo los que recurren al adhesivo para dar el toque de gracia a sus creaciones. El vinilo permite la decoración de espacios interiores o exteriores, habitaciones, baños, cocinas, así como el empleo de todo tipo de colores.

Flores, pop art, tipografía, estilo oriental, sky lines … todo tipo de diseños es adaptable a este material, sólo hace falta imaginación y gusto para incorporarlo a tu hogar.

También te puede interesar:  Sofá Boa, diseño brasileño de los Campana