Decorar con vinilos

Los vinilos son una forma de decoración muy original, con ella, se consiguen las mayores decoraciones personalizadas.

Estos elementos, se pueden colocar en cualquier superficie, ambiente o lugar del hogar, dando la opción de elegir la temática preferida.

Si eres amantes de los deportes, en tu sala, puedes colocar uno bien grande, como sustitución a un cuadro, cualquier deporte, el que más prefieras, por ejemplo, una bicicleta, un automóvil, una raqueta… hay vinilos de cualquier tamaño. Un consejo es que no tengas miedo a elegirlos grandes, son más sensacionales.

Si prefieres darle personalidad a tu despacho u oficina, también hay vinilos que se prestan a ello. Por ejemplo una gran estrella en la entrada de recepción en contraste con la pared queda muy sofisticada y elegante.

Los vinilos sexys, dan mucho resultado de atracción, por ejemplo, en la parte superior de la pared donde esté apoyado el sofá, unas sugerentes piernas, lo dicen todo sobre tu persuasión, aunque todo cambia, según el ambiente en donde se coloque, pues unas piernas así de sugerentes en una recepción, pueden ser perfectamente adaptables para un consultorio de belleza.

En una decoración minimalista, un gran vinilo de flores negras sobre una pared blanca, queda perfecto y de gran elegancia.

Si te apetece montar una zona de juego, en la mesa donde vayas a celebrar esas partidillas con tus amigos, un gran vinilo destacando algún juego como puede ser el póker, quedará genial para dar ambiente a la zona.

Si tu hobby es el vino, si eres un amante de este mundo, seguro que tendrás un espacio de tu casa dedicado a él. Si es así, coloca un vinilo con una decoración de esta temática y serás la envidia de tus amigos.

También te puede interesar:  Decoración casera de Halloween

Fuente: decoración en vinilo