Si quieres dormir en un ambiente mágico, cálido, natural y muy confortable, los dormitorios de piedra son tu mejor opción. Una alternativa natural y perfecta para darle un ambiente espectacular a tu habitación que encaja además con varios estilos decorativos.

Dormitorios de piedra
Fuente: El Mueble

Los dormitorios de piedra son tendencia a nivel decorativo gracias a su belleza y a la calidez que aportan, especialmente si el estilo de la estancia es rústico. La piedra natural siempre se ha utilizado para la decoración de espacios exteriores, como terrazas o jardines, pero hace ya tiempo que triunfa en los interiores, especialmente en dormitorios y salones.

Este maravilloso elemento natural le aporta un toque muy original, cálido, familiar y sofisticado al dormitorio, sin duda perfecto para sentirte en él como en tu propia fortaleza, tu lugar especial. Lo mejor que tiene la decoración con piedras que es un revestimiento que encaja perfectamente en ambientes rústicos, orientales o minimalistas, entre otros.

Decoración muy natural

Una de las principales características de los dormitorios de piedra, y en realidad de cualquier estancia en la que utilices las piedras para decorar, es que el espacio ha de verse muy natural, sencillo y ligero. Es imprescindible que no esté sobrecargado, ni en cuanto a colores ni con objetos decorativos o muebles, ya que le restaría belleza al conjunto.

Dormitorios de piedra
Fuente: Impactos

Para sacarle el máximo partido posible a la naturalidad de la piedra, lo mejor es combinarla con la pared lisa, como por ejemplo una pared entera de piedra y las otras lisas. También puedes poner la mitad inferior o superior con piedras y la otra mitad con pintura, siendo lo ideal emplear colores claros, como blanco, beige o vainilla.

La naturalidad que dan las piedras la complementamos también con tejidos naturales para cortinas, cojines o fundas nórdicas. Para ellos utiliza principalmente algodón o lino, materiales con los que crearás un ambiente íntimo, cálido y acogedor que es perfecto para el entorno de las piedras.

¡Todo tipo de piedras!

Las piedras son una de las tendencias decorativas de más éxito de los últimos años, por lo que actualmente puedes encontrar una gran variedad en el mercado. Las más rústicas y poco tratadas triunfan entre quienes quieren una piedra que sea lo más exacta posible a las reales, que prácticamente se pongan tal cual en la pared. También las hay más modernas, muy limpias y creadas específicamente para revestimiento aunque con aspecto descuidado para asemejarse lo máximo posible a las piedras de verdad.

Dormitorios de piedra
Fuente: El Mueble

Los dormitorios de piedra son protagonistas gracias en parte a que la piedra es un recurso decorativo perfecto, un elemento que es muy resistente, versátil y duradero. Una pared que está revestida por piedras apenas necesita mantenimiento y no necesitas pintarla nunca, así que su duración es prácticamente eterna. Solo tendrás que cambiar las piedras que por algún motivo se hayan estropeado, por ejemplo con un golpe.

Ventajas e inconvenientes

Dormitorios de piedra
Fuente: Instyle Villas

Una de las principales ventajas de las piedras decorativas es su gran duración, además de convertirse la pared en una superficie impermeable y resistente a las humedades y otros factores climatológicos y ambientales. Por buscar algún inconveniente, sin duda es su precio, ya que no es un material barato. Además, es probable que tengas que hacer alguna reforma en el dormitorio para poner las piedras, y eso también cuesta dinero. De todas maneras, si te lo puedes permitir, será todo un acierto.

¿En dónde se utilizan las piedras?

Aunque este artículo esté principalmente enfocado a los dormitorios de piedra, este elemento se puede utilizar en las paredes de cualquier estancia de la casa. Además, puedes emplearlo también en chimeneas, terrazas, entrada, fachadas, alrededor de piscinas y, en general, en cualquier otro espacio sobre el que se puedan poner y te guste hacerlo.

Por último, revestir una pared con piedra natural no solo te aporta una gran belleza a nivel decorativo. Con ellas lograrás un ambiente cálido, confortable y familiar. Su instalación es muy sencilla e incluso se puede hacer sin ser un experto, aunque ante cualquier duda lo mejor es llamar a un profesional. Pidiendo ayuda te garantizas que se haga bien desde el principio y no perder tiempo ni dinero, ni por supuesto estropear la pared, que sería lo peor.

He de reconocer que me encantan las piedras, y siempre he soñado con la idea de tener una casita y poder revestir varias estancias con piedras, principalmente el dormitorio y el salón. ¿A ti te gustan? ¿Te animarías a convertir tu dormitorio en un dormitorio de piedras? ¿Has visto en persona alguna casa que esté así decorada?