Decorar el cuarto de los niños, más que un trabajo, resulta una de las tareas más divertidas cuando remodelamos nuestra casa, pues aquí podemos dar rienda suelta a nuestra imaginación y al niño que todos llevamos dentro.

Hay miles de tendencias y consejos para decorar una habitación infantil, pero el principal consejo que puedo darte, y que resulta innecesario por demás, es que pongas todo tu amor y esmero en brindarle a tu hijo un espacio fresco y agradable, que desprenda energía de todas las paredes.

Y para lograr esto, hoy te contaré la forma de realizar un mural infantil sencillo y divertido, con el que podrás decorar alguna pared del curto y convertirlo en un juguete para el niño se divierta.

  1. Lo primero que harás será armar un marco con maderas, de las dimensiones que desees abarcar. Puedes hacerlo tú mismo uniendo cuatro listones de madera liviana, o encargándolo a una carpintería. Es un trabajo muy sencillo, por lo que no debería costarte mucho.
  2. A continuación, cubre tu marco con una maqueta ferial de color neutro, fijándola a las maderas con algún pegamento fuerte. Intenta no utilizar clavos ni tachuelas para así no desmejorar la presencia del mural infantil.
  3. Ahora ya tienes el marco base para comenzar a crear tu mural, sobre el cual irás formando escenas, paisajes o los motivos que prefieras, recortándolos de trozos de moqueta ferial de colores. Aquí puedes imaginar todo lo que deseas, y combinar técnicas de collage o rompecabezas para organizar tu mural.
  4. Cuando ya tengas todas las figuras recortadas para tu primer mural, cóseles o pégales del lado de atrás un trozo de velcro para que puedan añadirse y desprenderse con facilidad de la moqueta base.
  5. Cuando tú y tu niño hayan culminado su primera obra de arte tendrás que colocarla en la pared, para lo cual te recomiendo algún sistema de sujeción un poco más seguro que el típico clavo en la pared para un cuadro, ya que el niño cuando desee retocar su moral, podría voltearlo con el movimiento. Y no queremos que nuestro mural se rompa! Ah, y claro, tampoco que el niño se lastime…
También te puede interesar:  Textiles de Neest para tu hogar

Como vez, los pasos para realizar tu propio muran infantil son muy fáciles, pero no te dejes engañar, ya que esta tarea fácilmente puede llevarte toda una tarde, pero seguramente la pasarás muy bien junto a tu hijo o pensando en lo bonito que quedará su cuarto.

Además, si tu pequeño diablillo ya tiene edad para recortar o hacer alguna de estas tareas, puedes comenzar una bonita tradición familiar de remodelar el mural para alguna fecha especial, como cada cambio de estación por ejemplo, pero hay miles de opciones. ¿Cuál se te ocurre a ti?