Los cuadros constituyen uno de los objetos decorativos por excelencia, ya que los mismos presentan una gran variedad de opciones para adecuarlos a cualquier habitación y plan decorativo.

Por ello mismo, aquí te brindamos algunos consejos para decorar el dormitorio con cuadros, y así sacarles el mejor provecho a estas composiciones.

Consejos para decorar con cuadros

Índice del artículo

Disposición de los cuadros

En primer lugar, deberás ver cuál es el mejor sitio del cuarto para disponer tu cuadro, y desde el cual se genere el mejor impacto.

En este sentido, un sitio privilegiado es el de la cabecera de la cama, desde donde se controla todo el espacio y resalta a la vista.  Pero también resulta un buen lugar la pared frente a la cama, ya que de esta forma, lo primero que veas al levantarte sea el cuadro que hayas elegido.

Los marcos

Los marcos también resultan imprescindibles para amoldar un cuadro a la decoración, y más teniendo en cuenta que éstos pocas veces tienen que ver con el tema de la obra. Es así que debes fijarte tanto en el tamaño, estilo y color de los marcos, para tratar de armonizarlos lo más posible con el resto de la decoración.

Puedes encontrar desde marcos clásicos, en estilos muy trabajados y con decoraciones que talvez no encajen en una habitación contemporánea, por lo que algo que siempre funciona, si temes a equivocarte en la elección, es decantarse por los marcos simples e impersonales, que tanto quedan bien dentro de un estilo como en otro.

Fotografías o pinturas

Pero al hablar de cuadros, podemos referirnos tanto a una pintura coma una fotografía, cuya selección dependerá únicamente de tus gustos.

También te puede interesar:  ¿El sofá al pie de la cama?

Ten en cuenta además que decorar con cuadros puede ser una excelente oportunidad para exhibir tus propias fotografías o creaciones pictóricas, con lo cual, además de darle un toque personal insustituible a tu dormitorio, te permitirá alivianar en gran forma tu presupuesto.

Imagen: Diseño de habitaciones