Son muchos los colores que pueden resultar todo un acierto a la hora de decorar, pero hay combinaciones que están muy de moda que, además de llevarse mucho, pueden ser un acierto enorme para poner un punto de estilo y originalidad en la decoración de cualquier estancia.

Es el caso, por ejemplo, de la combinación del blanco y el morado, un color muy de moda. En la foto superior puedes ver una original idea, que ahora comentaremos, para decorar un salón, pero puedes optar por esta combinación para cualquier estancia de la casa, desde el dormitorio hasta el cuarto de baño: el único límite son tus gustos y el toque de creatividad que quieras ponerle a la decoración.

En este caso, se ha optado por el blanco para las paredes, una idea perfecta para dar luminosidad a la estancia y muy recomendable, sobre todo porque el morado es más oscuro y la combinación da muy buen resultado. Por otra parte, una de las cosas a tener en cuenta es que se pueden combinar diferentes tonos dentro de la gama del morado, desde el más oscuro hasta otros más suaves.

Una de las ideas que más me ha gustado de esta propuesta y que me parece un gran acierto es la de darle protagonismo a la columna, pintándola en color morado, ya que rompe con el blanco de la habitación y ofrece un interesante contraste que queda realmente bien en el conjunto de la habitación.

¿Qué te parece la propuesta? Lo cierto es que puede funcionar muy bien y tiene un toque de estilo. Además, puedes colocar todos los detalles en morado y blanco que quieras: velitas, faroles, cojines… Se trata de una opción decorativa que ofrece muchas posibilidades y permite poner en marcha la creatividad para lograr un espacio muy personal.

También te puede interesar:  Sorprendente decoración para una farmacia, Karim Rashid sigue a la vanguardia

Foto de Apartment Therapy