Una de las cosas que más me gusta de la decoración es que puedes hacer cosas muy originales y muy personales. La verdad es que poner el toque personal a los detalles decorativos de tu casa, es una manera de hacer muy tuya la decoración de tu casa.

Por un lado, me gusta la idea de seguir los estilos de moda, que más se llevan a la hora de decorar. Pero por otra parte, me parece interesante adaptarlas al estilo personal de uno mismo, dando un toque muy personal a los detalles de la casa, haciendo más “de uno” la decoración.

Por eso, detalles tan originales como este me parecen todo un acierto. La idea es sencilla, se trata de destinar una pared, o una zona de una de las habitaciones, a colocar diferentes fotos en sencillos marcos, en una forma muy original. En este caso, las fotos están colocadas formando una especie de rombo, pero puedes elegir la forma que más te guste: en un cuadrado, formando un círculo…

La verdad es que hay muchas alternativas diferentes. Puedes optar por poner un marco sencillo para las fotos, para que sean las mismas imágenes las protagonistas de la decoración. También puedes decidirte por unos cuadros más originales y que destaquen más, aunque hay que tener en cuenta que si son demasiado recargados, el resultado puede ser un tanto excesivo.

Hay muchos rincones de la casa en la que un detalle como este puede quedar muy bien. Por ejemplo, me gusta mucho para un rincón del salón, pero también puede quedar genial en un trozo de la pared del pasillo, para darle un toque animado. También me gusta mucho para decorar una habitación, y en una de las paredes laterales puede ser un detalle muy acertado. Sin duda, perfecto para poner un toque diferente a la decoración.

También te puede interesar:  Un cuadro para decorar la pared

Foto de Apartment Therapy