Si estás esperando la llegada de un bebé, seguro que ya te habrás dado cuenta de que una de las primeras cosas que hay que hacer es preparar la habitación con todo lo que va a necesitar.

Y precisamente aquí es donde viene la pregunta… ¿Qué es lo que no puede faltar en la habitación del bebé? Por un lado, la cuna, con sus complementos y demás. También tendrás que poner una cómoda o un armario para colocar la ropa del bebé, las sábanas y demás.

Si vas a poner un cambiador, este es el lugar ideal. Además, hay algunos que se convierten también en bañera, aunque la elección depende de tu gusto. Por otro lado, también te puede venir bien un mueble para colocar algunos juguetes, toallas y cosas de primera necesidad. Los muebles de cuadraditos de Ikea pueden ser una opción perfecta y además, a muy buen precio.

También es importante que coloques un sofá o un sillón en la habitación, sobre todo si piensas darle el pecho al pequeño en la habitación, o para vigilar cómo duerme.

Además, no hay que olvidar que puedes colocar todos los detalles decorativos que quieras. Por ejemplo, hay personas que optan por los clásicos colores azul o rosa para las paredes de la habitación según el bebé sea niño o niña, aunque también hay posibilidades más animadas y coloristas.

Pero también puedes optar por ideas de lo más variadas a la hora de decorar las paredes de la habitación. Por ejemplo, hay vinilos perfectos para decorar la habitación de un bebé, con dibujos y motivos muy divertidos. Pero si tienes tiempo y se te dan bien las manualidades, también puedes optar por pintar tú misma los dibujos que quieras en las paredes de la habitación.

También te puede interesar:  Dormitorios infantiles: donde vuela la imaginación

Sin duda, el toque final lo pones tú, con el único límite de tu imaginación y creatividad.

Foto de Apartment Therapy