Cuando trabajamos en casa o traemos trabajo de la oficina, debemos tener un espacio cómodo en donde podamos concentrarnos en dicho trabajo. A veces no tenemos mucho espacio y debemos ponernos creativas. Una forma de hacerlo es decorar la habitación con una oficina oculta, en este caso, que nos parece fantástica idea, se hace aprovechando el espacio de un clóset que no nos sirve tanto para su fin principal.

decoracion de habitaciones

Hay que ser conscientes que no podremos tener una gran oficina, gran en el sentido de mucho espacio sino que debemos conformarnos con decorar la habitación con una pequeña oficina, aprovechando de manera eficiente el poco espacio con que contamos. Limitándonos a muebles y detalles fundamentales y aprovechando el color como una forma de aumentar la claridad y el aspecto visual de amplitud.

En este caso el aspecto de aumentar visualmente es el uso del color blanco, el blanco es un color que ilumina y hace “aumentar” el espacio, y esto es importante en un entorno cerrado como el clóset. Hay que elegir mobiliario de pequeñas dimensiones sin sacrificar la comodidad, pero también hay que tener en cuenta la gran ventaja de que la puerta del clóset ocultará nuestra oficina cuando no estemos trabajando en ella.  ¿no es preciosa?

La decoración de interiores como se nota en esta idea estupenda para tener un espacio de trabajo en casa, es una forma de aprovechar dichos espacios y convertirlos en espacios funcionales pero que también tengan mucho atractivo. Ahora trabajar en casa no tiene que ser un problema al tener que dejar tu trabajo en todo lugar, porque dispones de un espacio para ello y también un espacio en donde trabajar en calma sin interrupciones cuando así lo necesites.

También te puede interesar:  El lazo superior del árbol

¿te animas a montar una oficina de esta manera? seguro que sí, así que ve pensando en dónde está ese clóset que necesitas.

Imagen: Pinterest