Decorar habitaciones ideales, cuando nos empeñamos en crear espacios personales y acogedores en el hogar como son los dormitorios, debemos tener en cuenta algunos detalles que hacen que no solo luzcan bien sino que se perciban acogedores. Y que puedas en ellos disfrutar de privacidad y confort. Hoy te contamos detalles que son fundamentales para lograr habitaciones ideales.

habitaciones ideales
Fuente: Ikea España

Decorar habitaciones ideales bien iluminadas

Lo básico es la iluminación, una habitación puede lucir desfavorable y sentirse menos acogedora, si está mal iluminada. Para que tu habitación tenga buena iluminación debes propiciar que tenga buena luz natural y si la misma no es suficiente entonces puedes decorar habitaciones ideales recurriendo a trucos de iluminación como usar colores claros en las paredes y colocar espejos en las mismas que reflejan la claridad.

Habitaciones ideales con buena disposición

Para que puedas lograr tener las habitaciones ideales en casa, tienes que recurrir a la disposición del mobiliario. Es decir que el mismo esté colocado en la habitación de una manera que permita caminar por ella sin dificultad alguna. Para ello es importante la “dimensión” hay que elegir muebles que se adapten en tamaño a la habitación, no sirve elegir muebles enormes que nos roban espacio y también debes tener en cuenta la “cantidad” limita el mobiliario y los detalles decorativos a lo esencial, si llenas la habitación de ellos, se verá sobrecargada y te aleja del aspecto de comodidad porque se ve saturada, más pequeña.

También te puede interesar:  Color fucsia

Habitaciones ideales con lo básico

Ya hemos mencionado que la habitación puede sentirse saturada si colocamos muchos detalles decorativos como también se ve excesiva si nos inclinamos por demasiados colores. Para las habitaciones ideales, hay que elegir no más de dos colores de pintura y aprovechar las tonalidades y los contrastes que las mismas permiten. Las paredes pueden beneficiarse de un mural o un enorme cuadro que es mejor que un montón de cuadros que sí se ven bien en un salón o pasillo pero no en dormitorios.

Son detalles sencillos que te ayudarán a tener una habitación adorable pero también muy confortable.