decorar la pared

Ya hemos visto lo atractivo que resulta decorar las paredes con ladrillo, porque estos las hacen ver en un entorno más natural. Hoy te contamos sobre una idea estupenda, que se aplica fabulosa en aquellos lugares donde falta un tanto la luz y donde queremos comunicar una estancia con otra, en este caso el salón y el comedor. Y es haciendo una pared de ladrillos de cristal, que permiten el paso de la luz e iluminan la habitación que requiere más luz.

En esta decoración de pared con ladrillos de cristal, se aprovecha también para añadir un tramo en puro cristal de tal manera que aunque los ladrillos permiten la luz indirecta, los cristales permiten la vista hacia el otro ambiente y claro transmitir la claridad si eso es lo que se busca. Por demás, aunque no haya gran necesidad de iluminación, ésta es una forma muy atractiva de decorar el entorno de la habitación porque además puedes utilizar un color como el utilizado en este caso, que impone un máximo de color.

Es una decoración de pared que resulta muy funcional y práctica pero también muy atractiva, y que puedes emplear en todos los entornos del hogar según convenga al aspecto. En este caso la misma es parte de unas escaleras y por ello el aspecto a desnivel, pero esto quizá no sea tan en el plano de seguridad en el hogar, por lo que se puede adaptar en aquellos espacios donde al mismo tiempo que decoras con mucho estilo mantienes insistimos, la seguridad, sobretodo en hogares donde hay niños.

También te puede interesar:  Reparar agujero en tabique de yeso

Esta decoración de pared, tampoco cubre la totalidad de la pared, y tiene un espacio de la misma en su aspecto original lo que le da mayor realce al hecho de emplear los ladrillos de cristal para decorar y para dividir dos ambientes.