Decorar la pared con una puerta reciclada, seguro que te han gustado muchas opciones maravillosas que te hemos sugerido para aprovechar y reciclar detalles del hogar y convertir los mismos en decoración de paredes original y atractiva. Hoy tenemos algo más en ese sentido, sabemos que te encantará porque agrega al entorno un detalle rompedor que se verá muy bien en cualquier salón o pasillo del hogar.

puerta reciclada
Fuente: Woohome

Decorar la pared con una puerta reciclada

Esta idea genial que te mostramos te permitirá aprovechar una parte de una puerta de dos, y colocarla como un marco para fotografías. Debe ser una puerta con cristales porque esos pequeños cuadros que forman los mismos serán los que aprovecharemos para colocar las fotografías.

Decorar la pared con una puerta reciclada es algo que harás con solo agenciarte de tornillos para colocar en la pared y algunos ganchos, opcionales, para que te sirva por ejemplo para colgar los abrigos, si la pones en la entrada ¿no es una idea realmente original?

Cómo decorar la pared con una puerta reciclada

El primer paso si te decides a decorar la pared con una puerta reciclada, es poner en óptimas condiciones la puerta. Ya sabemos que al reciclar algo puede que esté en buen estado pero que necesite mejoras, esto es lijar las partes que estén dañadas, reponer los cristales que no sirvan y esto no representará ni gasto excesivo alguno ni mucho esfuerzo.

Así que superado el primer paso de poner en buen estado la puerta, el siguiente es ver dónde colocarla, y la entrada es un lugar perfecto, colocándole ganchos como vese en la imagen, es perfecto para colgar los abrigos y demás. Una alternativa muy funcional, y claro colocar usando el espacio de los cristales para colocar imágenes entrañables de la familia.

También te puede interesar:  Caminos de mesa, comer de dos en dos

Sin duda que decorar la pared con una puerta reciclada como en este caso, permite tener un nuevo detalle que organiza la entrada como también exhibir esas fotografías que recuerdan momentos especiales de la familia y que siempre nos gusta recordar o compartir con los amigos y parientes que nos visitan. ¿tienes unas fotografías? ¿una puerta abandonada en algún rincón? ahora la convertirás en algo muy decorativo para tu pared.