decorar pared

Hoy les presentamos una idea realmente genial para decorar la pared. Se trata de pintar en la misma una mándala un símbolo que además de tener importancia espíritual y ritual en algunas culturas, se ha dado a conocer en Occidente como una forma de relajación. Pintar mándalas es un método para alejarse del estrés y claro está es para los que adoran pintar o los que quieren intentar una pared que será muy admirada por todos.

Antes de contarte cómo decorar la pared con una mándala pintada, te contaremos sino lo sabes, lo que es una mándala. Una mándala sin duda alguna la has visto en muchos lugares, como hemos dicho es muy utilizada hoy en día en muchas formas. La misma es una representación simbólica espiritual y ritual del macrocosmos y microcosmos utilizada en el hinduismo y el budismo. La palabra deviene del sánscrito. Las imágenes de mandala se encuentran en libros que imitan a los libros de colorear infantiles y en los que durante largas horas de pintar se puede una sentirse realmente relajada, y los mismos promueven la creatividad.

Así que una mándala para decorar la pared, es una idea estupenda, en la que solamente tienes que elegir la pared, un color de fondo como en este caso, un turquesa, y el color con que pintarás la mándala. Preferentemente que sea un dorado o plata, Estos son colores que destacan mucho combinan con todo y le darán aún más atractivo a esta imagen gráfica con la que engalanarás un ambiente del hogar.

También te puede interesar:  Decorar dormitorios color lavanda

Para la mándala encontrarás muchas páginas de dibujos para imprimir dónde descargarla, y dimensionarla de tal manera que puedas usarla en tu pared. Hay que tener paciencia, no se hace en un 2×3, pero bien vale el tiempo invertido en el resultado maravilloso de la misma. Además, se verá preciosa y tú te divertirás pintando la misma.

Imagen: Pinterest