decorar pared de baño

Decorar las paredes de un baño, parece no resultar tan fácil cuando no tenemos mucho espacio. Pero como hemos dicho “parece” porque sinos empeñamos en ello, podemos convertir un baño en todo un ambiente que se suma a la elegancia y originalidad del resto de las habitaciones del hogar. Así que aprovecha esta idea genial.

Se trata de aprovechar el máximo colorido tanto en la pintura para la pared como en los detalles como las toallas. En este caso, la pared luce maravillosa con un azul intenso y las toallas en fucsia se suman al contraste que queremos y que además aporta alegría al pequeño baño en el que queremos crear una decoración perfecta. El blanco del mobiliario y el WC se adapta idealmente al color de la cortina.

Hay que aprovechar la pintura blanca y gris que combina bien con el fondo azul, para hacer unas pequeñas formas decorativas que se ven en esta imagen, y que serán una especie de decoración complementaria al uso de repisas que se integran a la decoración pero también a la funcionalidad, porque en ellas podemos colocar todo lo que se necesita tener a mano siempre en el baño.

La idea es realmente muy atractiva y resulta fácil de lograr, porque apenas necesitas invertir en la pintura y tu tiempo libre para entregarte a decorar tu baño, adaptando estas ideas que ves en las imágenes, al espacio con que cuentas en el mismo. La pintura suele ser una de las formas más económicas de cambiar el aspecto de las paredes y también más fácil de utilizar, porque todos sabemos en alguna medida pintar.

También te puede interesar:  Azulejo con motivo acolchado

Y mezclar colores, hacer pequeñas figuras tan sencillas como las de esta decoración, no requieren más que las brochas adecuadas y la pintura necesaria para ello. Así que manos a la obra.

Imagen: Decoración